Guías y editorial

Luchar como un dios: curso de repaso del combate de God of War

¿No habéis tenido ocasión de volver a jugar a God of War (2018) antes de lanzaros a God of War Ragnarök? ¿Necesitáis un pequeño recordatorio? Repasad los movimientos básicos, descubrid algunos consejos útiles y empezad la aventura con ventaja.

Pasar a la ofensiva

El elemento más básico del combate es infligir daño. Desbloquearéis una gran cantidad de opciones mientras jugáis, pero tened en mente estos conceptos básicos para empezar con buen pie.

Armas básicas

Quienes hayáis jugado a la aventura anterior de Kratos y Atreus estaréis familiarizados con las dos armas icónicas de Kratos: el hacha Leviatán y las Espadas del Caos. 

Hacha Leviatán

El hacha Leviatán, un regalo de su esposa Laufey antes de morir, es una poderosa arma mágica. Imbuida con el poder del hielo, el hacha Leviatán no solo puede congelar a los enemigos durante el combate, sino también helar el agua corriente al tocarla y bloquear mecanismos.

Espadas del Caos

Las Espadas del Caos, reliquias del violento pasado de Kratos entre el panteón griego, son un par de salvajes espadas encadenadas. Las Espadas del Caos pueden canalizar el fuego, envolver en llamas a los enemigos, cortar el acero como si fuera mantequilla y provocar estallidos.

Ataques fuertes y rápidos

Ya uséis las Espadas del Caos, el hacha Leviatán o los puños, Kratos tiene dos botones principales de ataque: el ataque "rápido" (R1 de forma predeterminada) y el ataque "fuerte" (R2 de forma predeterminada). Cada uno activa distintos ataques y combos diseñados para situaciones diferentes.

Ataques rápidos

Los ataques rápidos son la forma más ágil de infligir daño en God of War Ragnarök. Estos ataques son más directos, pero ello hace que sean menos potentes. Es menos probable interrumpir a los enemigos con ataques rápidos, pero su velocidad puede inclinar la balanza del combate en vuestro favor. 

Ataques fuertes

Los ataques fuertes aprovechan mucho más la fuerza divina de Kratos, por lo que son más lentos. Aunque los golpes son más devastadores cuando impactan, infligen mucho daño y pueden aturdir a los enemigos, su lentitud puede dejaros vulnerables. 

Ataques a distancia

Al mantener pulsado L2, Kratos pasará al "modo de puntería", lo que activará los ataques a distancia del arma que esté blandiendo. 

Hacha Leviatán

El hacha Leviatán tiene dos ataques a distancia: uno rápido y otro fuerte. Si pulsáis el botón R1 mientras mantenéis L2, Kratos arrojará el hacha de forma lateral, lo que es perfecto para ejecutar lanzamientos rápidos y precisos, ya estéis apuntando a las piernas o a la cabeza. Si pulsáis R2, sin embargo, la arrojará de forma vertical, un lanzamiento perfecto para hundirla en vuestros enemigos y congelarlos. Una vez lanzada, podéis recuperar el hacha con el botón triángulo. Si lo hacéis en el momento exacto, podéis incluso golpear a otro enemigo por detrás mientras el hacha vuelve.

Espadas del Caos

Al igual que el hacha Leviatán, las Espadas del Caos tienen dos ataques a distancia. El ataque rápido (R1) arroja una única espada con un latigazo, lo que acerca al enemigo, mientras que el ataque fuerte (R2) hace que Kratos empale a un rival con las espadas y le envíe fuego por las cadenas.

Ataques rúnicos

Tanto las Espadas del Caos como el hacha Leviatán pueden utilizar habilidades rúnicas especiales que se activan manteniendo pulsado el botón de bloqueo (L1) y los botones de ataque rápido (R1) o fuerte (R2). Según las runas equipadas, esto desatará una variedad de ataques y técnicas elementales.

Habilidades elementales y puntos débiles enemigos

Las dos armas principales de Kratos están cargadas con magia elemental: hielo en el caso del hacha Leviatán y fuego en el de las Espadas del Caos. Ciertos tipos de enemigos son más vulnerables a afecciones de estado de congelación o de quemadura, mientras que otros presentarán protecciones especiales. A menos que uséis el arma correcta, será más difícil infligir daño a ciertos enemigos. A la hora de elegir el arma adecuada, debéis tener en cuenta tanto a los enemigos como la situación en la que estáis.

Ambas armas pueden infligir un gran daño elemental con sus movimientos característicos del botón triángulo. Con el hacha Leviatán, mantener pulsado triángulo activará Despertar de escarcha, que cubrirá la hoja con una gruesa capa de hielo. Con las Espadas del Caos, pulsar el botón triángulo activará Latigazo flamígero y Kratos girará las espadas con rapidez provocando que estallen en llamas.

Además, las flechas de Atreus tienen sus propias habilidades elementales que pueden cambiar el devenir del combate, mientras que los puños de Kratos van bien para infligir daño de aturdimiento, ¡por si tenéis que quitarle las ganas de pelear a algún rival! 

Usar el entorno

Aparte de los ataques básicos, hay muchos objetos y peligros repartidos por el escenario que podéis usar en vuestro favor. Las vasijas de aceite estallan al golpearlas, podéis arrancar algunos árboles y postes para aporrear a los enemigos, lanzar rocas gigantes y dejaros caer desde un saliente para desatar un devastador ataque Muerte desde arriba.

Jugar a la defensiva

A menudo os encontraréis con multitudes de enemigos al mismo tiempo. No podéis enfrentaros a todos a la vez, por lo que es crucial aprender cómo responder a los ataques enemigos.

Bloquear

El escudo se activa de forma predeterminada pulsando el botón L1. Pulsadlo para levantar el escudo y mantened pulsado el botón mientras lo necesitéis.

Ventajas

  • Posición
    Bloquear os permite mantener la posición, lo que significa que podréis contratacar con rapidez y mantener la presión sobre los enemigos.
  • Rechazos
    Bloquear en el momento justo puede desequilibrar al enemigo y dejarlo vulnerable a los ataques siguientes.
  • Flexibilidad
    Hay distintos escudos que podéis desbloquear; algunos de ellos son mejores para realizar rechazos y otros absorben el daño de forma más eficaz.

Limitaciones

  • Roturas de guardia
    Aunque podéis usar el escudo contra la mayoría de ataques normales, hay algunos que requerirán otras estrategias. Los ataques enemigos con círculos amarillos se pueden rechazar, pero si intentáis bloquearlos, romperán vuestra guardia y os expondrán al peligro.
  • Ataques imposibles de bloquear
    Los ataques con círculos rojos o círculos dobles azules son demasiado poderosos y no se pueden rechazar ni bloquear. Estos potentes ataques harán daño a Kratos incluso con el escudo levantado. Debéis esquivar estos ataques o interrumpirlos de otra manera. ¡Luego os explicaremos más!
  • Movilidad
    Levantar el escudo ralentizará vuestros movimientos. Aunque podréis seguir dando pasos laterales y esquivar para cambiar de posición, seréis vulnerables a ataques por la espalda.

Esquivar

Tenéis dos métodos para esquivar los ataques: un paso lateral que podéis activar al pulsar una vez el botón X, o una voltereta que podéis activar pulsando dos veces el botón X.

Ventajas

  • Movilidad
    Esquivar no solo os permite apartaros del peligro, sino también reposicionaros (tras el enemigo, por ejemplo) para lanzar otro ataque.
  • Fiabilidad
    Vuestra capacidad de esquivar os permite evitar el daño de casi cualquier ataque si lo hacéis en el momento justo, por lo que se trata de una de las mejores opciones defensivas. Sin embargo, es posible que sea demasiado peligroso esquivar algunos ataques enemigos con una voltereta, por lo que a veces bloquear es mejor opción. 
  • Ofensiva
    Conforme progreséis, desbloquearéis nuevas habilidades evasivas que pueden utilizarse como parte de una maniobra de esquiva, lo que os permitirá retroceder sin dejar de atacar al enemigo.

Limitaciones

  • Posición
    Esquivar, sobre todo hacia atrás, puede alejaros del peligro, pero también os alejará del enemigo, lo que significa que tendréis que acercaros o pasar a ataques a distancia para seguir con la ofensiva.
  • El momento justo
    Esquivar demasiado pronto o demasiado tarde puede ser tan malo como no hacerlo. Tendréis que estar pendientes de los enemigos para aseguraros de moveros en el momento preciso.
  • Riesgos
    Esquivar y apartarse del alcance de un ataque puede exponeros a otro. Prestad atención a las flechas rojas que os rodean para aseguraros de no salir de la sartén para caer en las brasas.

Ataque de escudo

Los ataques enemigos con un doble círculo azul no se pueden bloquear, pero pueden interrumpirse con un ataque de escudo. Pulsad dos veces el botón de bloqueo (L1) durante estos ataques para aturdir a los enemigos con un ataque de escudo que los dejará expuestos a vuestra brutal respuesta. Cada escudo tiene un ataque de escudo único, ¡aseguraos de probarlos todos! 

Usar el entorno

En combate, quedarse inmóvil puede ser mortal. Kratos puede usar sus Espadas del Caos para desplazarse rápidamente a otras plataformas o balancearse sobre agujeros (siempre que haya un punto de agarre). También puede saltar huecos más pequeños, pasar por encima de salientes, saltar a plataformas más bajas o esprintar. Usad su agilidad para crear espacio cuando lo necesitéis.

Los ataques de Kratos de Muerte desde arriba son una novedad de God of War Ragnarök. Al saltar de un saliente o balancearos sobre un agujero, pulsad R1 para golpear el suelo y provocar una gran cantidad de daño a los enemigos a los que alcancéis.

Ira espartana

Dicen que la mejor defensa es un buen ataque y, en lo que respecta a la Ira espartana, es completamente cierto. Siempre que tengáis el medidor de ira lo bastante lleno, podéis pulsar L3 y R3 a la vez para activar Ira espartana y darle la vuelta a cualquier combate.

Ventajas

  • Regeneración
    No solo Ira espartana inflige una enorme cantidad de daño; además, cada golpe rellenará la barra de salud. Si andáis escasos de salud y objetos curativos, os puede salvar la vida.
  • Control de multitudes
    Al activar Ira espartana, se libera un estallido de energía que hace volar por los aires a los enemigos cercanos. Cuando os superen en número, Ira espartana es ideal para igualar la balanza.

Limitaciones

  • Límite de tiempo
    Ira espartana se activa durante un tiempo limitado, aseguraos de aprovecharla en el momento justo y usadla solo cuando sea útil.
  • Recarga
    Rellenar el medidor de ira llevará tiempo, no la uséis en cuanto esté disponible porque, aunque acabará rellenándose, no estará disponible durante un rato.

Descubrir vuestro potencial

Los Nueve Reinos rebosan de objetos raros, armaduras únicas, mejoras de armas, materiales de fabricación y muchas más cosas que descubrir. 

Exploración

Al seguir la saga de Kratos y Atreus, puede ser tentador avanzar rápido hasta el siguiente punto de la historia. Si de verdad queréis prepararos para los desafíos que os esperan, merece la pena detenerse y explorar todas las ubicaciones a fondo para recoger equipo importante antes de avanzar.

Botín oculto

Registrad las zonas a conciencia: debajo de un saliente, tras un montón de escombros o incluso colgando del techo podéis encontrar útiles materiales de mejora, un nuevo pomo de hacha, una runa de ataque especial o un puñado de plata. Cada hallazgo os ayudará a completar vuestro arsenal.

Cofres con acertijos

Por todo el mundo encontraréis botines de gran valor dentro de cofres cerrados. Estos cofres presentarán desafíos de acertijos únicos, como romper un sello rúnico encendiendo braseros o golpear gongs ocultos por el entorno. 

Favores

Además de la aventura principal, os encargarán misiones opcionales que desbloquearán nuevos arcos argumentales y botín especial. Completadlas y recibiréis recompensas por las molestias.

Mejoras y habilidades

Hay mucho que aprender y descubrir en vuestro periplo por los Nueve Reinos. Cada combate aumentará vuestra experiencia y potencial, y cada descubrimiento añadirá elementos a vuestro arsenal.

Mejoras de armas y armaduras

Independientemente de cuál sea vuestra armadura favorita, hablad con Brok y Sindri para mantener el equipo mejorado. Podéis aumentar los atributos de casi cualquier parte de vuestro equipo a cambio de materiales raros y plata. Esto incluye las armaduras, los pomos de hacha, las empuñaduras de espada, los escudos y demás.

En esta ocasión, los complementos de armas y armaduras se pueden mejorar con mayor libertad para ajustarse a distintos estilos de combate, ¡por lo que no olvidéis probar distintas combinaciones!

Mejoras de personajes

Cada personaje puede desbloquear nuevas habilidades y capacidades de combate en el menú Habilidades. Estas se desbloquean con los puntos de experiencia que obtenéis durante el combate. Estas habilidades pueden brindar nuevas y transformadoras opciones a los combates, como ataques y combos nuevos, o hacer que las habilidades existentes sean más efectivas.

Algunas habilidades se pueden mejorar aún más y personalizarse si se usan lo suficiente en combate, ¡por lo que no dejéis de probarlas!

Kratos tiene árboles para cada una de sus armas principales y Atreus tiene varios para los ataques de su arco. Consultadlos regularmente y gastad los puntos de experiencia; de lo contrario, el combate se os podría hacer muy cuesta arriba. 

El calor de la batalla

La última pieza del rompecabezas sois vosotros: las habilidades, la estrategia y el estilo de juego que aportáis a la aventura. En God of War Ragnarök, hay una gran variedad de enemigos a los que enfrentarse y docenas de formas distintas de eliminarlos. Es crucial aprender cómo responder y aprovechar las armas y el equipo.

Experimentad

En God of War Ragnarök hay una gran cantidad de opciones de combate. Si siempre acabáis usando los mismos movimientos y técnicas, las cosas podrían ponerse más difíciles de lo que deberían. No tengáis miedo de experimentar. Usad todo vuestro arsenal: mezclad ataques a distancia con combate cuerpo a cuerpo, aprovechad el entorno, usad todas las armas (incluyendo los puños) y sus fortalezas elementales, y preparaos para adaptaros a nuevos desafíos conforme vayan surgiendo. 

Estudiad a los enemigos

La mayoría de enemigos que encontraréis tiene conjuntos de habilidades únicos, capacidades particulares o peculiaridades inesperadas. Prestad atención a los movimientos de cada enemigo y valorad cuándo es mejor atacar y cuándo retirarse. Probad distintas armas para ver cuál es la más eficaz y descubrid dónde concentrar vuestras energías: los enemigos suelen aparecer en grupo y decidir el orden en el que enfrentarse a ellos es la clave.

Mantened la calma

Aunque a veces la situación pueda superaros, este es el día a día de una deidad todopoderosa. Os estáis poniendo en la piel del dios de la guerra y a veces tendréis que canalizar esa decisión inquebrantable en el combate. Si la situación se complica demasiado, siempre podéis retiraros y conseguir piedras de salud o de ira antes de volver a la acción.