Guía para principiantes de Rainbow Six Siege

Con una comunidad formada por millones de entusiastas, el aclamado shooter táctico de Ubisoft es uno de los mejores entornos multijugador de PS4. Si todavía no has jugado, es el momento. Te enseñamos cómo. 

 
 

Ahorra un 70 % en el juego completo

Consigue tu ejemplar de Rainbow Six Siege con un increíble descuento hasta el 2 de diciembre (solo en PlayStation Store).

 
 

Lo primero es lo primero...

¿Qué es Rainbow Six Siege?

Rainbow Six Siege es básicamente un shooter táctico de gran precisión donde lo más importante es el trabajo en equipo, la planificación y el juego táctico minuciosamente calculado. 

Desde su lanzamiento en 2015, el juego se ha expandido muchísimo con mapas adicionales, nuevos agentes, nuevas armas y eventos de temporada.

El juego también se ha beneficiado de importantes mejoras técnicas, que han permitido crear nuevos modos de juego y mayor diversidad en el diseño de personajes. 

¿No será demasiado para mí?

Seamos realistas, Siege requiere una gran habilidad cuando se juega en los niveles más altos, pero para principiantes no resulta más exigente que otros juegos, así que calma.

Si has jugado a algún FPS en la última década, entonces ya conoces los fundamentos. Más allá de eso, se aprende a base de práctica. Practica con los agentes, con el armamento, con diversos artilugios y con los modos de juego para encontrar tu propio estilo de juego.

Empieza a curtirte en la lista de partidas para recién llegados, enfréntate a jugadores de tu mismo nivel y comprueba lo rápido que avanzas.

 
 

Aspectos básicos

Modos

El juego se divide en dos pilares fundamentales: JcE y JcJ. Puedes elegir el que quieras, pero hay varios elementos que debes tener siempre en mente.

El JcE se divide en dos modos distintos: "Escenarios", donde podrás perfeccionar tus habilidades en ejercicios de combate real, y "Caza del terrorista", donde te aliarás con amigos para acabar con objetivos controlados por la IA y neutralizar situaciones de peligro.

El JcJ se basa en el juego por equipos de 5 contra 5 por diversos escenarios donde el equipo azul y el rojo se enfrentan entre ellos para desactivar bombas, rescatar rehenes o proteger puntos clave. 

Ataque y defensa

Los agentes con los que se puede jugar se dividen en dos categorías: atacantes y defensores. En el JcE solo usarás atacantes, pero en el multijugador competitivo, conviene que conozcas a ambos.

Los atacantes, como su nombre indica, son la fuerza de asedio. Se ocupan de asaltar y proteger el objetivo, y deshacerse del enemigo. Para este fin usan dispositivos adecuados, como un arsenal de proyectiles, equipos de reconocimiento y armas de control de masas. 

Los defensores se ocupan de retener al objetivo, reforzar las entradas a los edificios y fortificar los puntos clave del mapa. Entre sus dispositivos cuentan con blindajes y recursos médicos para mantener con vida a los aliados, y bloqueadores de señal que impiden el reconocimiento del enemigo.

 
 

¿Con qué agente debería empezar?

Eso depende de tu forma de jugar. ¿Prefieres un coloso blindado o un audaz estratega? ¿Te gusta atacar o defender? Responde a estas preguntas y parte de esa base.

Cada agente posee un equilibrio entre blindaje y agilidad. Cuanto más tienes de una cosa, menos tienes de la otra. Y cada agente tiene un dispositivo exclusivo: drones para explorar, equipos de reanimación para que tus compañeros se recuperen, un inmenso mazo para derribar puertas...

Prueba los diferentes dispositivos, personaliza las armas y descubre lo que va contigo. La lista es cada vez más amplia, así que, sea cual sea tu estilo, hay un agente para ti.

 
 

Dominar tu entorno

Rainbow Six Siege cuenta con un montón de mapas y no hay dos iguales. Todos varían en escala, diseño, ubicación y momento del día. Desde los encantadores barrios residenciales hasta los consulados sitiados, cada lugar representa un desafío diferente.

Entrar

Además de por su intrincado diseño, la táctica se complica gracias a los entornos destruibles del juego. Puedes destrozar muros con diversos tipos de proyectiles, tirarlos abajo con ayuda del mazo o agujerearlos a balazos. Hay pocos lugares seguros y pocas probabilidades de que vivas del mismo modo un mapa que visites dos veces. 

Atrincherarse

Los defensores disponen de barreras a prueba de explosiones que se colocan para reforzar puertas, ventanas, muros y trampillas. Si estás en el equipo atacante, no te sorprendas al ver que tu punto de entrada favorito está bloqueado con un baluarte blindado.

Por arriba o por abajo

En casi todas las ubicaciones hay numerosos puntos de entrada y salida. Así los atacantes pueden colarse a través de sótanos y trampillas, o descolgarse desde los tejados y entrar por las ventanas o tragaluces. El elemento sorpresa es un arma esencial, así que no hay que perder de vista suelos y techos.

En casi todas las ubicaciones hay numerosos puntos de entrada y salida. Así los atacantes pueden colarse a través de sótanos y trampillas, o descolgarse desde los tejados y entrar por las ventanas o tragaluces. El elemento sorpresa es un arma esencial, así que no hay que perder de vista suelos y techos.

 
 

Asegurar tus objetivos

En el JcJ tu equipo debe completar uno de entre tres objetivos para ganar la partida. Cada uno tiene parámetros específicos.

Rescate de rehenes

El equipo atacante se encarga de acceder a la zona y llegar hasta un rehén, al que protegen mientras lo conducen a un punto marcado con una señal luminosa roja. Los defensores deben impedir el rescate sin matar al rehén. Si el rehén muere, el bando responsable de ello pierde.

Desactivación de bombas

Un miembro del equipo atacante recibe un kit de desactivación de bombas, que debe colocar en uno de entre dos objetivos ocultos en el mapa. Una vez colocado, defenderá la unidad hasta que se complete la desactivación. El equipo defensor debe impedirle fortificar el objetivo, neutralizando a los oponentes o al portador del kit de desactivación.

Asegurar una zona

El equipo atacante debe localizar y ocupar un espacio específico del mapa, y mantenerlo durante un periodo de tiempo establecido. El equipo defensor debe obstaculizarlos, o bien fortificando la zona o neutralizando a los oponentes antes de que se agote el tiempo.

 
 

Ganar Renown y ampliar la lista de miembros

Rainbow Six Siege está diseñado para expandirse según se juega. Los éxitos se recompensan con oportunidades, equipos y agentes nuevos.

Renown

Se puede ganar Renown por casi cualquier cosa que se haga en Rainbow Six Siege, desde completar el entrenamiento básico hasta derrotar a los mejores jugadores en intensas partidas igualadas. El Renown funciona como una divisa universal que te permite ampliar y personalizar tu plantilla, comprar armas, accesorios y aspectos cosméticos nuevos, o desbloquear nuevos agentes.

Créditos R6

Si quieres progresar, también puedes comprar en la tienda del juego una divisa premium, los créditos R6. Con ellos no solo puedes comprar una selecta gama de aspectos de armas premium, sino que puedes adquirir también potenciadores de Renown que aceleran tu progreso o desbloquean nuevos agentes.

Pase del año

Para sacarle todo el jugo a Rainbow Six Siege, hazte con el pase del año. Los pases anuales se lanzan cada año e incluyen acceso a los ocho nuevos agentes que se incorporan durante cada temporada, además de la categoría VIP, que otorga un aumento permanente de Renown, y objetos cosméticos exclusivos.

 
 

Consejos para tus primeros pasos

1. Abre tu mente

Hay muchas formas de abordar la entrada a un lugar. Cada una se amolda mejor a ciertos estilos de juego, así que no te limites a repetir siempre el mismo patrón. Entre la inmensa variedad de agentes y los entornos superpuestos destruibles, una de tus mejores bazas es la creatividad.

2. Comunícate con tu equipo

En Rainbow Six Siege es muy importante el juego en equipo. Si vas de lobo solitario, seguramente acabarás complicándote la vida. Colabora con tus compañeros de equipo para acorralar a los oponentes y realizar importantes operaciones de forma impecable.

3. Adapta tu armamento

Puedes adaptar todas tus armas y dispositivos a tu estilo de juego. Prueba tu equipo y mejora tu armamento según avanzas.

4. Sé flexible y mantente alerta

Hasta la mejor estrategia puede fracasar. Piensa rápido y reacciona con prontitud para no jugártela demasiado. A veces las mejores partidas acaban siendo las que se resuelven de forma inesperada.