7 consejos básicos para prepararte para Monster Hunter World: Iceborne

Ponte al día de todo lo relativo a Monster Hunter: World antes del lanzamiento de la expansión Iceborne, el 8 de septiembre. Vamos a repasar lo más básico, así que esto interesa a quienes se han quedado atrás y a los nuevos cazadores, con el fin de ponerse al día.

 
 

1. Conoce tu nivel.

Echa un vistazo al nuevo tráiler de Monster Hunter World: Iceborne.

Debes alcanzar el rango de cazador (RC) 16 para desbloquear nuevas misiones en la región de Arroyo de Escarcha de Iceborne. Si no has alcanzado ese nivel, es hora de volver al buen camino y subir de rango. Lee nuestros consejos para empezar con buen pie.

Truco de Iceborne:

Cuando alcances el nivel adecuado, busca al grupo de caza que espera en la puerta principal de Astera. Sobre sus cabezas verás un símbolo especial. Habla con ellos para empezar tu aventura en Arroyo de Escarcha.

 
 

2. ¡No te limites a cazar! ¡Recolecta!

Coge todo lo que veas. Los recursos que obtienes de las bestias abatidas son los más valiosos, pero las semillas, el pescado, las flores, los insectos y las minas son esenciales también. Coge todo lo que te vayas encontrando.

No hay un sistema tradicional de niveles, así que tendrás que crear herramientas y mejorarlas para acabar con los rivales más duros. Para ello son fundamentales los materiales que consigas. ¡Saquea como si te fuera la vida en ello! (Probablemente así sea).

Productos como las hierbas y la miel son esenciales para curarte, mientras que el pescado sirve para cocinar platos en el campamento que potencien tus habilidades, ¡así que cógelo todo!

Truco de Iceborne:

Las gélidas temperaturas de Arroyo de Escarcha consumirán rápido tus fuerzas. Recolecta plantas y elabora bebidas calientes para mantener a raya el frío.

 
 

3. Elige cuándo peleas.

El éxito en Monster Hunter World depende de la planificación, la habilidad y la resistencia. Te llevará tiempo derrotar a la mayoría de enemigos, así que debes perseverar hasta lograrlo.

La planificación es vital. Presta atención a tus Lafarillos (encontrarás más detalles a continuación) y a tus notas de cazador para conocer datos de cada monstruo. Así podrás identificar sus puntos fuertes y débiles, sus partes vulnerables o sus resistencias elementales, y actuar en consecuencia.

Truco de Iceborne:

Muchos de los monstruos iniciales que encontrarás en Iceborne infligen nuevos tipos de daño, como una terrible descarga de escarcha, así que estudia a cada enemigo y pertréchate como es debido (¡curibayas para el daño por hielo!).

 
 

4. Haz amigos.

Aunque un cara a cara entre el hombre y la bestia es realmente espectacular, algunas peleas son mejores con amigos, ¡e incluso con extraños!

Si te estás llevando demasiadas palizas, o si algún monstruo en particular es tu peor pesadilla, trae amigos (un máximo de tres) para equilibrar la balanza. Si eso tampoco sirve, siempre puedes pedir ayuda en mitad del combate con una bengala de socorro (consulta el menú). ¡Este práctico artilugio enviará una señal de socorro que hará que otros cazadores se unan a tu partida para ayudarte!

Truco de Iceborne:

La nueva sala de reunión de Arroyo de Escarcha se ha renovado para que resulte más fácil acceder a los botines, las investigaciones y mucho más. ¡Visítala y haz nuevos amigos!

 
 

5. Pule tus habilidades.

Propinar una descarga de golpes indiscriminados al enemigo no sirve para avanzar en Monster Hunter: World. Los rivales son muy fuertes y si te lías a dar golpes a diestro y siniestro, vas a sufrir de lo lindo.

Empieza eligiendo un arma que se adapte a tu estilo: espadas, escudos, pesadas, a distancia... Hay para todos los gustos. Practica en la zona de entrenamiento y familiarízate con las combinaciones de movimientos. Usa el triángulo para los ataques rápidos y el círculo para los fuertes. Tómate tu tiempo para dominar algunas combinaciones y muy pronto estarás en forma.

La cautela es tu mejor amiga. Esquiva cuando sea necesario, retírate cuando haga falta y en el momento en que veas a tu rival flaquear (cojeando, babeando o exhausto), lánzate a muerte a por él.

Truco de Iceborne:

La expansión introduce un objeto nuevo llamado "Garra retráctil" (asignado a L2). Con esta herramienta podrás lanzar un rápido ataque contra la bestia, asestarle un golpe devastador o engancharla del hocico para desequilibrarla.

 
 

6. Mantente alerta.

Tu capacidad de resistencia irá consumiéndose con el tiempo, sobre todo si sucumbes al frío de Arroyo de Escarcha, así que procura rellenarla entre combate y combate. La resistencia desempeña un importante papel en la victoria, así que sal corriendo cuando tengas que curarte o mejorar.

Por último, las armas cortantes se desafilan con el tiempo. No pierdas de vista el estado del filo en el medidor (situado bajo el de salud). Cuando el arma se desafile, aléjate un poco y coge la piedra de afilar del menú rápido de objetos (L1) para ponerla a punto y sacarle el máximo partido.

Truco de Iceborne:

Con la nueva expansión, el nivel de afilado de las armas puede obtener la clasificación "morado". ¡Mejora tus armas y haz que cada golpe cuente!

 
 

7. Presta atención a tus Lafarillos.

Esos insectos verdes brillantes que te siguen a todas partes son tus mejores amigos (bueno, aparte de tus camaradas). Iluminarán todo lo que pueda ser valioso que haya por el camino: recursos, huellas de animales y otras pistas importantes. Así que no los pierdas de vista.

Las huellas de monstruos te servirán para conocer a tus adversarios (puntos fuertes, débiles, etc.) y para mejorar la habilidad de tus Lafarillos para dar con ellos. Consigue suficiente información y se lanzarán sobre tu presa como un rayo láser. Cuida de ellos y ellos cuidarán de ti.

Truco de Iceborne:

¡En las gélidas temperaturas de Arroyo de Escarcha lo último que te conviene es dar vueltas y malgastar energía! Marca tu presa en la pantalla del mapa y tus Lafarillos la buscarán por ti.