Final Fantasy XIV: La guía para absolutos principiantes

 
 

Final Fantasy XIV: Shadowbringers se lanza el 2 de julio: una nueva expansión que hace que esta gran aventura crezca aún más. Puede que resulte algo abrumador, pero es un lugar que nunca ha sido tan rico, diverso, detallado y divertido de explorar.

Si te atraen sus gráficos impresionantes, sus historias extensas y la opción de tener un sinfín de misiones, pero nunca has sabido por dónde empezar, no temas: hemos venido a ayudarte. Esta guía es para los principiantes, así que reuníos y os pondremos al día con todo lo que necesitáis saber para empezar.

 
 

¿Qué es Final Fantasy XIV?

Ambientado en el reino fantástico de Eorzea, Final Fantasy XIV es una inmensa aventura en línea en la que cientos de jugadores se disponen a conquistar un mundo enorme lleno de monstruos feroces, magia poderosa y mitos fascinantes.

Como es un RPG multijugador masivo en línea, compartirás tu experiencia con infinidad de otros jugadores que habitan este mundo, ya sea con un saludo rápido mientras vas a ocuparte de tus propios asuntos, o formando equipo para limpiar mazmorras o derrotar enemigos poderosos.

Al realizar misiones, darás forma a las habilidades, el aspecto y la historia de tu personaje, escogerás profesiones y clases, conseguirás armas y armaduras poderosas y ayudarás a los habitantes de Eorzea a traer la paz al continente.

 
 

Elige una raza

Final Fantasy XIV tiene varias opciones de creación de personaje que te permiten definir el aspecto de tu héroe. Sin embargo, deberás empezar con una de las seis clases principales de Eorzea.

Hyur

Al ser la clase más similar a los humanos de Eorzea, los Hyur seguramente te parezcan los avatares más naturales de este mundo.

Elezen

Una clase elegante, con un toque élfico, los Elezen se caracterizan por tener orejas picudas y un físico esbelto.

Lalafell

Adorables y pequeños, esta raza estilo gnomo puede parecer inofensiva, pero nada más lejos de la realidad.

Miqo’te

Mitad humanoides y mitad felinos, los Miqo’te son guerreros esbeltos y astutos, conocidos por sus majestuosas colas.

Roegadyn

Estos colosos descomunales tienen una estatura intimidatoria y no sorprende que sean grandes luchadores por naturaleza.

Au Ra

Una raza demoníaca de aspecto humanoide con cuernos y cola, los Au Ra se añadieron como parte de la expansión Heavensward.

Además, la expansión Shadowbringers añade dos razas: Hrothgar y Viera.

 
 

Entiende tu rol

Hay muchas posibilidades en la construcción de personajes para experimentar en Final Fantasy XIV, pero todas entran dentro de tres grupos básicos: tanques, DPS y sanadores.

Los tanques tienen una gran resistencia. No son invulnerables, pero pueden aguantar los golpes y seguir avanzando.

Los DPS tienen mucho poder y cuentan con habilidades de combate poderosas. Pero ten cuidado, ya que también son más vulnerables.

Los sanadores son lo que indica su nombre: imprescindibles para mantener al grupo con vida, aunque también pueden hacer algo de daño.

 
 

Clases y profesiones

Al principio de la aventura elegirás una de las ocho clases básicas: arcanista (Arcanist), arquero (Archer), hechicero (Conjurer), gladiador (Gladiator), lancero (Lancer), saqueador (Marauder), pugilista (Pugilist) o taumaturgo (Thaumaturge), cada una adaptada a un rol y estilo de juego específicos. A medida que progreses, estas evolucionarán hacia una especialización aún mayor, llamada "profesión" (Job). Entre ellas se incluyen:

DPS

Mago negro (Black Mage)

Una elección natural para los taumaturgos, los magos negros infligen grandes cantidades de daño con una poderosa magia elemental.

Dragoon

Una clase de lancero avanzada, los dragoons se especializan en combates cuerpo a cuerpo con daño físico y una gran movilidad.

Ninja

Los ninjas son ágiles, infligen daño físico y son el desarrollo de la clase básica "pícaro" (Rogue), que se desbloquea en el nivel 10.

Tanques

Guerrero (Warrior)

Una popular clase de tanque conocida por portar hachas, los guerreros son el siguiente escalafón de la clase saqueador.

Paladín

Motivado por la fe, la clase paladín es una de las clases de tanque más duras y una buena opción para los gladiadores.

Caballero oscuro (Dark Knight)

Los caballeros oscuros portan una gran espada y se desbloquean de forma especial a través de las misiones de la historia principal de Heavensward.

Sanadores

Mago blanco (White Mage)

Una clase de sanadores popular y fiable, los magos blancos también pueden infligir daño y son la elección natural de los hechiceros.

Erudito (Scholar)

Centrados en la magia defensiva y de protección, los eruditos son una clase sanadora más proactiva, adecuada para los arcanistas.

Astrólogo (Astrologian)

Especializada en potenciadores y efectos especiales, la clase astrólogo es una clase especialista añadida en Heavensward.

Estas solo son algunas de las profesiones disponibles en FFXIV. Hay otras como bardo (Bard), monje (Monk), invocador (Summoner), samurái, maquinista (Machinist) y mago rojo (Red Mage). Shadowbringers añade además dos clases: gunbreaker y bailarín (Dancer).

 
 

El reino de Eorzea

Final Fantasy XIV presenta un enorme mundo interconectado con diversas ubicaciones que albergan todo tipo de criaturas. Empezarás en uno de los tres territorios principales: Gridania si eliges ser arquero, lancero o hechicero; Ul’dah si decides ser pugilista, gladiador o taumaturgo; o Limsa Lominsa si prefieres ser saqueador o arcanista. Sin embargo, esto no es más que el lugar de inicio, y podrás viajar libremente a cualquiera de los tres mientras exploras el mundo.

Limsa Lominsa

Los majestuosos puertos de Limsa Lominsa son el corazón de la industria naval de Eorzea. Hogar de los sabios arcanistas y los brutales saqueadores, aquí también podrás desarrollar tus talentos de pesca, herrería y cocina.

Las tierras circundantes de La Noscea ofrecen unas amplias vistas montañosas y de granjas idílicas, perfectas para montar en chocobo. Pero ten cuidado con los piratas.

Ul'dah - Thanalan

Las ricas calles de la ciudad mercante de Ul’dah son el hogar de gremios de gladiadores, pugilistas y taumaturgos, así como de las artes de tejer, la orfebrería y la minería.

Si te aventuras fuera de la ciudad, podrás explorar las ardientes arenas de Thanalan, pero ten cuidado: el desierto puede ser tan hermoso como letal...

Gridania

En los caminos iluminados con farolillos de Gridania la gente y la naturaleza coexisten en armonía. Estos bosques laberínticos dan cobijo a lanceros, arqueros y hechiceros, así como los estudios de los botánicos y la artesanía de los curtidores y carpinteros.

Investiga los misterios del Velo Negro (Black Shroud), más allá de los límites de Gridania, para descubrir maravillas y peligros a partes iguales.

 
 

Una aventura que no cesa de crecer

Todo esto debería haberte dado una idea de lo que puedes esperar al iniciarte en el mundo de Final Fantasy XIV, pero no es más que el comienzo. El juego sigue creciendo con cada expansión, ofreciendo nuevos lugares que visitar, tesoros que buscar y aventuras en las que embarcarse.

Es una aventura épica, pero puedes disfrutarla al ritmo que prefieras. No importa si quieres investigar cada recoveco del continente y encontrar los mejores tesoros de esta tierra, o simplemente unirte a tus amigos para completar alguna misión ocasional.

Pruébalo gratis

Juega hasta el nivel 35

Si ya no puedes esperar más, descárgate la prueba gratuita en la PlayStation™Store. Tendrás acceso a Eorzea de forma gratuita durante 30 días: crea tu personaje y empieza a explorar ya mismo.